Bienvenido al centro histórico de Teruel

El Hotel Reina Cristina se encuentra en el famoso Paseo del Óvalo, en pleno casco histórico de Teruel, Patrimonio de la Humanidad. Gracias a su privilegiada ubicación, es el punto de partida perfecto para hacer turismo por la ciudad, así como para visitar los pueblos más bellos de la provincia, como Albarracín (37 km), la Sierra de Gúdar (60 km) o el Maestrazgo (25 km).

El hotel dispone de un pequeño parking (de pago) y está muy bien comunicado por transporte público, lo que le permitirá desplazarse cómodamente a cualquier punto de la ciudad.

    Cómo llegar

    Coordenadas GPS

  • Latitud: 40.341969. Longitud: -1.108534.
  • Latitud: 40° 20′ 31.09” N. Longitud: 1° 6′ 30.72” W.

Atractivos cercanos

Son muchos los lugares de interés turístico que ofrece la ciudad de Teruel. Entre lo más visitado de la ciudad se encuentra el arte mudéjar en sus torres y edificios, la Catedral (a 3 minutos a pie) y su artesonado o los museos provincial y diocesano.

Como visita imprescindible recomendamos el Mausoleo de los Amantes de Teruel (a 3 minutos caminando), donde también se encuentra la Torre de San Pedro con su Iglesia, Patrimonio Artístico de la Humanidad desde 1986.

Además, en la recepción de nuestro hotel podrá adquirir entradas para el Parque Temático Dinópolis (5 min. en coche), ideal para disfrutar de un día en familia.

Curiosidades: Los Amantes de Teruel

Durante el tercer fin de semana de febrero, Teruel celebra la recreación de las Bodas de Isabel, un evento en el que participamos activamente, ya que somos el punto de salida de la procesión.

De nuestras instalaciones parte la comitiva fúnebre de Diego de Marcilla, con centenares de personas, ataviadas con los trajes de la época, que emprenden camino hacia el lugar donde la historia de los Amantes se hace realidad.

Isabel de Segura saldrá de la muchedumbre para dar el beso que Diego le pidió en vida y que ella, al ser mujer ya casada, le negó. Instantes después de ese beso de amor, Isabel caerá muerta sobre el cuerpo yacente de Diego, y casi uniendo sus manos, darán vida a la leyenda de los Amantes de Teruel.